Cronograma

Misión Institucional

  • MISION

La INSTITUCION EDUCATIVA GERMAN PARDO GARCIA de Ibagué es una institución pública, de orden municipal, que ofrece los niveles de preescolar, básica y media técnica, dedicada a la formación y orientación del ser humano a través de procesos integrales, formar  bachilleres idóneos y tecnológicamente competitivos, para el desempeño en el campo laboral especialmente como técnicos en sistemas con profundización en análisis y desarrollo de sistemas de información

Visión Institucional

  • VISIÓN

La INSTITUCION EDUCATIVA GERMAN PARDO GARCIA se proyecta como una institución educativa calificada, líder en el ámbito regional en la búsqueda de la excelencia académica, con profundo sentido humanístico y social. Vislumbramos  una  institución educativa que despierte en sus estudiantes un espíritu de liderazgo, con grandes valores, capaces de crear empresas competitivas en el sector productivo, con base en la adquisición, transferencia y generación de saberes técnicos, tecnológicos y científicos acordes con las exigencias de la modernidad para construir una sociedad más humana, justa y solidaria.

Filosofía de la Institución

Filosofía Institucional que orienta el modelo.

Según el PEI, la INSTITUCION EDUCATIVA GERMAN PARDO GARCIA de Ibagué como institución formadora en los niveles, preescolar, básica y media es coherente con los fines de la educación colombiana su lema es “CIENCIA CON CONCIENCIA, LEALTAD, LIBERTAD Y EXCELENCIA” aspectos que se conjugan en uno solo y se basan en una visión del hombre, del mundo, de la historia, del saber, de la tecnología ofreciendo una formación física, afectiva, intelectual, ética y moral, sistemática y permanente, que permita el desarrollo integral para que la persona sea libre, abierta al dialogo, a la convivencia, comprometida en el conocimiento y dominio de la naturaleza para la construcción de la sociedad y del mundo actual.

Bajo estos preceptos la concepción filosófica que alientan todos nuestros procesos es la filosofía humanística ella permite la organización de una propuesta curricular que coloca en el centro al ser humano en todas sus dimensiones: cognitiva, socio afectiva, psicomotriz, ética, estética, moral y lúdica. Todas las acciones de la comunidad educativa deberán estar orientadas hacia ese centro que es el ser humano nuestro estudiante en formación. Esta concepción del modelo y el currículo permite orientar las acciones educativas hacia la formación integral y la generación de la conciencia crítica para lo cual es necesario buscar el desarrollo del pensamiento y del lenguaje; del mismo modo, un currículo, desde esta perspectiva, nos acerca a la educación por procesos que viene impartiendo la educación en su afán de lograr desarrollar en sus educandos actitudes y aptitudes basadas en el saber que los lleven a las competencias como desarrollo de sus capacidades que les permitan conocer para poner el saber en acción, por ello nuestra propuesta se aparta diametralmente de la concepción tradicional centrada en las disciplinas de estudio y en la enseñanza.

Se determino la perspectiva humanística ya que como lo afirma Hernández Rojas, (1998) en su texto pedagógico: el Humanismo, este se refiere al estudio y promoción de los procesos integrales de la persona. La personalidad humana es una organización o totalidad que está en continuo proceso de desarrollo y la persona debe ser estudiada en su contexto interpersonal y social. Existen postulados comunes a la mayoría de los psicólogos humanistas, y son los siguientes:

 El ser humano es una totalidad. Este es un énfasis holístico que dice que el ser humano debe estudiarse en su totalidad y no fragmentadamente.

 El hombre y la mujer tienden naturalmente a su autorrealización formativamente. Ante las situaciones negativas debe trascenderlas. Si el medio es propicio, genuino y empático y no amenazante, las potencialidades se verán favorecidas.

El hombre es un ser en un contexto humano y vive en relación con otras personas.
 El hombre es consciente de sí mismo y de su existencia. Nos conducimos de acuerdo con lo que fuimos en el pasado y preparándonos para el futuro.
 El hombre tiene facultades de decisión, libertad y conciencia para elegir y tomar sus propias decisiones, lo que se traduce en un ser activo y constructor de su propia vida.
 El hombre es intencional, es decir, que los actos volitivos o intencionales se reflejan es sus propias decisiones o elecciones.
Desde el punto de vista humanista, la educación se debe centrar en ayudar a los estudiantes para que decidan lo que son y lo que quieren llegar a ser. La educación humanista tiene la idea de que los educandos son diferentes y los ayuda a ser más como ellos mismos y menos como los demás.
La educación humanista es de tipo indirecto, ya que el docente permite que los alumnos aprendan impulsando y promoviendo todas las exploraciones, experiencias y proyectos, que estos preferentemente inicien o decidan emprender y logren aprendizajes vivenciales con sentido.
El paradigma humanista considera a los estudiantes como entes individuales, únicos y diferentes de los demás. Son seres con iniciativa, con necesidades personales de crecer, con potencialidad para desarrollar actividades y solucionar problemas creativamente. Los dicentes no son seres que únicamente participen cognitivamente sino personas que poseen afectos, intereses y valores particulares y se les debe considerar como personas totales. La finalidad del humanista no es gobernar almas sino formar a los estudiantes en las tomas de decisiones en ámbitos en donde el respeto de los derechos de la persona, lo justo y lo injusto son cuestionados.
Desde la perspectiva filosófica los rasgos que debe tomar el maestro humanista son:
 Ser un maestro interesado en el alumno como persona total.
 Procurar estar abierto a nuevas formas de enseñanza.
 Fomentar el espíritu cooperativo.
 Ser auténtico y genuino ante los estudiantes. Intentar comprender a sus discentes poniéndose en su lugar (empatía). y
 Ser sensible a sus percepciones y sentimientos.
El componente filosófico Implica dar respuesta al para qué de la Educación del siglo XXI. En este sentido, se pretende la formación de sujetos integralmente desarrollados. Estudiantes que muestren desempeños competentes y pertinentes
con la problemática social y productiva para que promuevan el desarrollo de la sociedad. Lo cual es distinto a formar sujetos que estén al servicio de la sociedad.
Este modelo educativo, considera que todo ser humano tiene un gran potencial susceptible de ser desarrollado cuando muestra interés por aprender; por lo que se sustenta en los cuatro pilares para la educación de este milenio que propone Delors (UNESCO, 1997):
 Aprender a conocer,
 Aprender a hacer,
 Aprender a convivir y
 Aprender a ser.
A estos le hemos agregado:
 Aprender a sentir
 Aprender a actuar
 Aprender a vivir
 Aprender a pensar
 Aprender a aprender
 Aprender a emprender
Los aprendizajes (ser, sentir, actuar, pensar y convivir) forman parte del desarrollo humano bio-psico-social, afectivo, político, ético, moral, espiritual, cultural, cívico ciudadano y responde al desarrollo de las capacidades antropológicas, y ciudadanas.
Los otros aprendizajes (saber, saber hacer, pensar, aprender, y emprender) forman parte de su desarrollo cognitivo y responden a unas competencias académicas, laborales, cognitivas, científicas, investigativas, tecnológicas, de emprendimiento y liderazgo.
Algunos de los valores constitutivos que los estudiantes desarrollan en este modelo son: responsabilidad, honestidad, compromiso, creatividad, innovación, cooperación, pluralismo, liderazgo y humanismo entre otros.

UBICACION EN EL MAPA

Escribenos

Escribenos tu inquietud y nos pondremos en contacto contigo.